Inicio > Economía, Laboral > Si quieres emprender, la red es el medio

Si quieres emprender, la red es el medio


Muchos profesionales tienen en mente crear su propio negocio. Yago Arbeola, desde la Asociación de Inversores y Emprendedores en Internet (AIEI), anima a estos futuros empresarios a apostar por la Red. Un medio que, con inversiones mínimas, les brinda todas las ventajas de la globalización, pero que también les exige estar muy preparados y tener gran capacidad de reacción.

“Internet te permite llegar al mercado rápidamente y con inversiones mínimas”, dice Yago Arbeola, presidente de la Asociación de Inversores y Emprendedores en Internet (AIEI). Éste es el espacio en el que muchos emprendedores quieren crear su nuevo negocio. Un medio cada vez más importante y al que nadie puede, ni debe, perder de vista. Pero no todo es jauja. Es cierto que Internet ofrece enormes e innumerables oportunidades de desarrollo de negocio, pero, como recuerdan desde la AIEI, “hoy por hoy menos de un 5% de las iniciativas empresariales sobrevive al primer año”.

Elevar este porcentaje de éxito es uno de los objetivos con el que nació, en junio de 2009, la AIEI que preside Arbeola. Los miembros de esta agrupación, formada de manera casi espontánea por seis profesionales que habían puesto en marcha un negocio en la red, saben que una buena idea en Internet no basta.

Para hacerse un hueco en este mercado, permanecer y crecer en él, es fundamental asumir la globalización del mercado y, a partir de ahí, ver y explotar todo el potencial de cada proyecto. Arbeola señala que “para desarrollar una empresa en Internet se debe tener ante todo una actitud abierta que te permita visualizar hasta dónde puede llegar o escalar tu negocio. Pero también es esencial asumir que emprender de este modo en la Red implica un aumento de los costes y de los márgenes de beneficios”.

Perfil del emprendedor 2.0
¿Cómo debe ser el empresario de la Red? Según la AIEI el emprendedor 2.0 reúne algunas de estas características:

– Una persona recién llegada a la treintena.

– Acumula varios éxitos y fracasos a su espalda.

– Tiene alguna empresa vendida o con rondas de financiación cerradas.

– Trabajador incansable, hasta 80 horas a las semana.

– Alguien que, desde el primer momento, tuvo claro que iba a ser su propio jefe.

– Alguien que sabía que su proyecto nacería de la mano de su pasión: Internet.

– Para todos ellos su negocio es su pasión, a la que se suma creatividad e innovación.

A estas cualidades se debe sumar la capacidad de asumir riesgos y romper las normas, no escritas, que, por inercia o miedo, se siguen.

Para Arbeola, un ejemplo de esto “es la costumbre de pensar que si abres un negocio en España, primero debes dirigirte al público nacional. Esto no tiene porqué ser así. Quedarse sólo en España reduce tu vida. Hay que perder el miedo a las fronteras y pensar que a lo mejor tu producto aquí no funciona o no tiene público pero en otros lugares sí”.

Uno de los frenos para emprender en la Red es el recuerdo de la crisis de las puntocom. Sobre este punto los seis impulsores de esta asociación –que ahora ya son catorce- señalan que ellos forman parte de la llamada Internet NextGeneration, una segunda oleada de emprendedores que sobrevivió y salió fortalecida de la crisis de las puntocom.

Arbeola comenta que “la situación hoy es muy diferente. En aquella ocasión los bancos e inversores invirtieron millones de euros con los ojos cerrados en iniciativas de dudosa viabilidad en un mercado que se estaba inventando a sí mismo. Ahora las cosas han cambiado, la experiencia de Internet es una realidad, y podemos anticipar y simular los comportamientos del mercado digital. En paralelo, se han depurado los conocimientos y las herramientas Web y, lo que es muy importante, ya no se parte de la idea de dar el pelotazo, sino que los proyectos están ajustados en su dimensión y objetivos. Se venden realidades, no expectativas”.

Puntos en los que trabajar
A pasar de esta orientación y preparación hay muchos proyectos que no progresan. Uno de los fallos más comunes es la desorientación, es decir, no saber qué hacer con una idea o proyecto.

Otro de los problemas es la falta de conocimiento y experiencia para la puesta en marcha e impulso de un negocio en Internet, que incluye el manejo de las herramientas técnicas y de márketing. A estas trabas, podríamos decir de conocimiento técnico, se suma la clásica de cualquier emprendedor: la falta de financiación.

Desde la AIEI quieren ayudar, a través de su expertice y know-how, a los nuevos empresarios online y ofrecen consultoría gratuita, en forma de reuniones mensuales con distintos emprendedores en las que aconsejan acerca de modelos de negocio, público objetivo, técnicas SEO, infraestructuras tecnológicas, contenidos, formas de rentabilización, etcétera. Sin olvidar la ayuda financiera, ámbito donde la AIEI colabora con los emprendedores en búsquedas de medios y establecimiento de rondas de financiación.

En resumen, si ya tiene la idea sobre la que trabajar, orientación y ayudas no faltan, así que: ¡Adelante! “Cada empresa tiene un momento para empezar y si esperas a lo mejor se escapa esa oportunidad. Aunque todos tengamos miedo a la crisis creo que lo mejor es empezar desde ahora mismo”, afirma Eneko Knörr, CEO de Ideateca y miembro de la AIEI.

EXPANSIÓN

Anuncios
Categorías:Economía, Laboral
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: