Inicio > Laboral > La montaña rusa laboral

La montaña rusa laboral


La evolución del empleo en España está a punto de entrar ya en la montaña rusa que dibuja cuando la actividad es más bien modesta y proporciona alzas coyunturales del empleo en la primavera, por la irrupción de trabajos de temporada (turismo, agricultura), y descensos coyunturales en otoño. Decimos “está apunto de entrar” porque la tendencia subyacente de la ocupación sigue siendo contractiva, pues ni la construcción ni la industria han dejado de destruir empleo, aunque no deben estar ya lejos del suelo.

El mejor indicador de empleo de España es la afiliación a la Seguridad Social, y la evolución en tasa interanual del número de cotizantes el mejor barómetro del punto del ciclo en el que estamos. En marzo prosigue la destrucción de empleo interanual según este registro de cotizantes, aunque se limita ya a un 1,15% (202.054 afiliados menos), y a 0,99% en el régimen general (131.479 menos). Estamos, pues, más cerca del final del ajuste, pero en absoluto ha concluido.

Los datos del registro de parados de marzo revelan un aumento del desempleo de 33.500 personas, mientras que los de cotizantes a la Seguridad Social contabilizan un aumento de cotizantes de sólo 6.500 personas, tomando en ambos casos la evolución desestacionalizada. El registro de parados contabiliza un nuevo record de desempleados inscritos en las oficinas públicas, y la Seguridad Social vuelve a un cómputo de afiliados cotizantes (no parados cotizantes) simular al que tenía en los primeros meses de 2005.

El régimen general de la Seguridad Social, los asalariados por cuenta ajena para entendernos, ha contabilizado en marzo un incremento de cotizantes muy abultado en la hostelería como consecuencia del inicio de la temporada turística en las costas, mientras que persiste la destrucción de empleo en la industria, la construcción y el comercio, aunque en cantidades ya muy limitadas. Pero esta contratación coyuntural tiene, además, una naturaleza de tiempo parcial, pues prácticamente uno de cada tres contratos realizados tiene esas características, con un incremento relativo de más del 20% en el mes y de casi un 5% en tasa interanual. Obra y servicio, eventual por circunstancias de la producción e interinidad son las tres tipologías de contrato a tiempo parcial más utilizadas en marzo.

El registro del servicio público de empleo, que detecta muy bien las llegadas de los nuevos activos al mercado, indica que sigue siendo uno de los colectivos con mayor crecimiento en las cohortes de desempleados: quienes buscan su primer empleo, que suelen ser jóvenes o mujeres de edad madura que buscan trabajo tras la pérdida de renta de sus maridos.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: