Inicio > Economía > El grifo del crédito va a seguir cerrado

El grifo del crédito va a seguir cerrado


La economía no acaba de arrancar. El consumo no tira, el desempleo roza ya los cinco millones de parados, la burbuja inmobiliaria sigue pinchándose en plena carrera de reformas -laboral, financiera y de pensiones-, y en medio de un severo ajuste fiscal. Y el crecimiento va a tardar en reactivarse: el Banco de España y el Gobierno confirmaron ayer que el grifo del crédito va a permanecer cerrado durante un tiempo.

“Un crecimiento suave o incluso una caída del crédito es lo adecuado para la economía española en datos agregados. Eso es compatible con reducciones fuertes en los sectores más endeudados (vinculados a la promoción y la construcción, junto con las familias más endeudadas), y un crecimiento mayor en los sectores más productivos, como las empresas exportadoras”, defendió ayer el secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa.

La opinión de Economía supone una inflexión en el discurso del Gobierno, que durante meses ha insistido en que la reforma del sector financiero se hacía para reactivar el crédito. Campa recordó ayer esa idea en el Congreso, pero puso el énfasis en otro lado: España tiene que rebajar su nivel de endeudamiento, sobre todo en los sectores relacionados con el ladrillo. Ese lento proceso ya ha empezado, a juzgar por el Informe de Estabilidad Financiera del Banco de España: “No cabe esperar una recuperación significativa en los próximos meses por la debilidad de la economía, las dificultades en los mercados financieros y el proceso natural de reducción de endeudamiento de empresas y familias”, según el organismo que dirige Miguel Ángel Fernández Ordóñez.

Ese estrangulamiento del crédito debe conducir a lo que en la jerga financiera se conoce como desapalancamiento, una reducción del nivel de deuda global de la economía española. El Gobierno no ve ese proceso “con entusiasmo, pero tampoco con dramatismo”, dijo Campa. Pero el ciclo del crédito determina el ciclo económico, y es difícil que la reactivación se consolide -y por tanto reduzca el nivel de desempleo- sin que las entidades financieras abran el grifo. Campa apuntó ayer a “un leve crecimiento intertrimestral de la actividad” en el primer trimestre.

– Menos crédito. “La única salida de la crisis en España pasa por la reducción del crédito a empresas y familias”, dijo el consejero delegado del Santander, Alfredo Sáenz, el pasado jueves. Ante las críticas del PP y CiU a la inacción del Gobierno por la carestía del crédito, Campa defendió que ese debate es “poco productivo”. “España tiene un problema de sobreendeudamiento. El crédito [relacionado con la burbuja inmobiliaria] debe caer, pero eso es compatible con que fluya hacia proyectos viables, y ahí el ICO está jugando un papel activo”, dijo el número dos de Economía. El Banco de España cifra la caída del crédito al sector privado residente en el 0,8% en 2010, en lo que supone el primer año de retroceso tras más de una década de subidas. La reforma financiera influye en esa caída, al exigir más capital a las entidades.

– Paro. El Informe deja constancia de sus diferencias con el Ejecutivo sobre el desempleo. “La tasa de crecimiento se situaría en el 0,8% en 2011 y en el 1,5% en 2012. Eso sería compatible con la creación de empleo a partir de la segunda parte del año. No obstante, estas proyecciones están rodeadas de una elevada incertidumbre”, apunta de manera telegráfica. Campa reclamó a los agentes sociales una aceleración en la reforma de la negociación colectiva.

– Portugal. El supervisor quita hierro a la onda expansiva de la intervención de Portugal. “La exposición de la banca española a Portugal asciende a 63.500 millones, solo el 1,7% del activo consolidado. El posible contagio no sería significativo”, dice el organismo. Campa se congratuló por la rebaja de la prima de riesgo: “Ahora lo que esperan los mercados de España es el cumplimiento de las promesas de recorte del déficit”.

– Morosidad. “En los últimos meses de 2010 ha habido un leve repunte de la morosidad asociado al incremento de los problemas en el sector constructor y de promoción inmobiliaria”, según el supervisor, que achaca esa subida “a un grupo de cajas”. La morosidad es del 5,9%, aunque en construcción y promoción sube al 14%. En el sistema financiero “no hay muertos en el armario”, dijo gráficamente Campa. “Puede que haya un problema de comunicación, que los mercados crean que tenemos un problema de más tamaño del que realmente hay. Puede haber problemas puntuales en alguna entidad, pero no en el conjunto del sector”, apuntó.

– Guerra de depósitos. El supervisor advierte a la banca de los peligros de ofrecer alta remuneración por los depósitos: “Políticas comerciales especialmente agresivas” pueden tener “consecuencias no deseadas”. Campa aseguró que el Gobierno aprobará “en unas semanas” medidas para penalizar a las entidades que entren en la guerra de depósitos. 2011 “seguirá siendo difícil para las entidades” en términos de rentabilidad, admite el Banco de España.

El País  

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: