Inicio > Laboral > Los salarios menguan en España, mientras crecen en el resto de Europa

Los salarios menguan en España, mientras crecen en el resto de Europa


El salario real de los españoles, que tiene en cuenta los efectos de la inflación, cayó un 0,5% en 2010 mientras que en la mayoría de países de la OCDE siguió el camino contrario. Además, en términos nominales, los sueldos crecieron en España un 1,1%, la mitad que en la media del club de países más desarrollados.

España ha tardado en trasladar a los sueldos el deterioro económico, una de las principales críticas de la patronal. Sin embargo, la moderación salarial que ahora también reclama el Ministerio de Trabajo ha llegado y, parece, que para quedarse. En 2010, el salario medio en España aumentó por debajo de la inflación. Mientras los sueldos se incrementaron un 1,1% -la mitad que en la OCDE-, los precios crecieron un 1,5%, según el informe sobre fiscalidad y salarios publicado por la OCDE.

Ello significa que el sueldo real medio descendió en España un 0,5%, según sus cálculos. Se trata de la novena mayor caída de los 34 países que forman parte de la OCDE. Solo Italia, Austria, México, Bélgica, Luxemburgo, Estonia, Turquía, Hungría y Grecia registraron retrocesos mayores.

En el lado opuesto, destaca el caso de Japón, cuyo sueldo medio se incrementó un 1,4% mientras que el IPC registró una tasa negativa del 0,9%. En Alemania, uno de los países que más presiona en el seno de la UE para desligar salarios e inflación, el sueldo medio aumentó un 2%, el doble que la inflación. Aunque también es cierto que el PIB creció un 3,5%, un nivel muy alto si se compara con España, cuya economía retrocedió un 0,1%.

Sin embargo, la variación del sueldo medio no depende solo de la inflación, ya que también aumentará o decrecerá en la medida en que una economía cree empleo de mayor o menor calidad.

Menos dinero en el bolsillo

Los españoles también han perdido poder adquisitivo por las modificaciones tributarias. La eliminación parcial el año pasado de la rebaja de 400 euros que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero aprobó en vísperas de las elecciones generales se tradujo en un aumento de 1,8 puntos porcentuales de la presión fiscal que soportan los asalariados. Se trata del mayor incremento registrado en toda la OCDE. Es más, los tributos que paga un empleado con un sueldo medio cayeron un 0,2 puntos de promedio en el conjunto de los Estados pertenecientes al organismo internacional.

La situación española resulta reseñable. Por primera vez desde que la OCDE inició la serie histórica en el año 2000, el sueldo medio neto en España ha registrado un descenso. En 2009, el salario bruto ascendía a 24.164 euros, una cifra que se reducía hasta los 19.380 euros después de impuestos y cotizaciones sociales. En 2010, en cambio, el sueldo bruto alcanzó los 24.421 euros y, sin embargo, tras aplicar los impuestos y los pagos a la Seguridad Social cayó hasta los 19.154 euros. Dicho de otro forma, el aumento impositivo ha dejado 226 euros menos de media en los bolsillos españoles.

El 21,6% del sueldo medio en España se lo lleva el Estado a través del IRPF y de las cotizaciones, supone la mayor cifra de la última década. Ello, además de por la eliminación de la rebaja fiscal de 400 euros, se explica por la estructura progresiva del IRPF. Así, en la medida que el sueldo bruto ha aumentado ininterrumpidamente desde el año 2000, la presión fiscal sobre los salarios también se ha incrementado.

¿En qué países se pagan las mayores nóminas?

Comparar los sueldos de España con Alemania -el mayor país de la UE- no tiene mucho sentido, ya que el nivel de vida del país germano es mucho más alto. Sin embargo, la OCDE realiza una estadística en la que calcula los salarios en dólares y en paridad de poder de compra. Con este sistema, los españoles ganaron el año pasado de media 34.545 dólares brutos al año (24.675 euros), mientras que los alemanes alcanzaron los 51.935 dólares (37.096 euros).

De hecho, el salario bruto medio de un español es inferior a la media de la OCDE. Teniendo en cuenta el poder de compra, los sueldos brutos más altos se cobran en Reino Unido, Luxemburgo, Holanda y Alemania, por este orden. Esta clasificación varía notablemente si se toman como referencia los sueldos después de impuestos. Entonces, es Suiza el que lidera el ranking. Y Alemania pasa de ocupar la cuarta posición a la onceava.

El sueldo bruto medio en España en paridad de poder de compra ocupa la vigésima posición y asciende hasta la decimonovena en la estadística de salarios netos. Después de impuestos y cotizaciones, el sueldo medio en España alcanza los 19.353 euros, una cifra ligeramente superior a la media de la OCDE. El gravamen que soporta un empleado español es relativamente bajo en comparación con países de su entorno. El 21,6% del sueldo medio bruto termina en manos de Hacienda y la Seguridad, una cifra inferior al 39,2% de Alemania, el 29,8% de Italia o el 27,8% de Francia.

Las cifras

226 euros es la cuantía en que se redujo en 2010 el sueldo neto en España respecto al año anterior debido a los incrementos fiscales.

9,8% es el porcentaje de caída que ha sufrido el sueldo medio en Grecia, la mayor cifra registrada en toda la OCDE.

Costes laborales

La carga fiscal en porcentaje sobre los costes laborales asciende en España al 39,6%. La mayor parte de esa cifra recae sobre el empleador (23%) a través de las cotizaciones. El empresario español asume uno de los costes laborales más altos de la OCDE.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: