Inicio > Laboral > Trabajo detecta fraude en uno de cada cuatro parados que inspecciona

Trabajo detecta fraude en uno de cada cuatro parados que inspecciona


El ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, aseguró ayer que “solo” una cuarta parte de los 235.000 perceptores de desempleo investigados en el último año cobraba el paro de forma fraudulenta. Así, 58.000 falsos parados han perdido la prestación por desempleo en los últimos 12 meses.

Uno de cada cuatro parados que sufrieron una inspección de Trabajo cobraban su prestación en 2010 de forma fraudulenta. Valeriano Gómez, que utilizó el adverbio “solo” al ofrecer esas cifras, respondió así al presidente de la patronal CEOE, Juan Rosell, quien un día antes reclamó acabar con los parados que se apuntan al desempleo “porque sí”.

Gómez destacó que “hay muchas menos personas que cometen fraude en el subsidio que aquellas que las perciben simplemente porque no tiene trabajo”. Y añadió que de los más de dos millones de personas que han perdido su empleo, el 80% tenía derecho a la cobertura de paro.

Las cifras de mayo, último mes del que existen datos, indican que 2,5 millones de parados recibieron la prestación por desempleo o recibían ayudas asistenciales. Con todo, resultaría aventurado decir que el 25% de estos contribuyentes defraudaron al sistema ya que el número de investigados por inspección no es suficientemente significativo.

Por otra parte, los últimos datos de la Inspección de Trabajo y de la Seguridad Social indican que se llevaron a cabo 304.845 actuaciones en el primer trimestre en todos los ámbitos (prestaciones por desempleo, cotizaciones, riesgos laborales, etc.). Se registraron 23.290 infracciones y se propusieron sanciones por un importe de 62 millones de euros. El Ministerio de Trabajo indica que gracias a la inspección se consiguió transformar en indefinidos 12.000 contratos. Por otra parte, en el primer trimestre se regularizó la situación de 17.085 asalariados que trabajaban en la economía sumergida y, por tanto, sus empresas eludían los pagos a la Seguridad Social y a la Agencia Tributaria.

Acerca de las recomendaciones de Rosell, que reclamó acabar con los “funcionarios prepotentes”, el ministro de Trabajo lamentó que esa idea cada vez esté más asentada en la sociedad. Sin embargo, añadió que hay colectivos como los médicos o profesores que gozan de aprecio y respeto social. En cualquier caso, resaltó que coincide con Rosell en que el absentismo en el sector público es “alto” y debe atajarse. Aunque dejó también claro que el porcentaje en la administración es similar al de las grandes empresas o al de las instituciones europeas. Y recordó que los empleados públicos y funcionarios también han hecho sacrificios en esta crisis al sufrir una rebaja de un 5% en su sueldo. Gómez, que dos semanas atrás reclamó penalizar fiscalmente los sueldos de los altos directivos de la banca, señaló que el sector financiero es imprescindible. “Yo no hablo de culpas, hablo de responsabilidades”, declaró.

Facilidades a la contratación

Por otra parte, el ministro de Trabajo y la ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia, firmaron ayer un acuerdo para impulsar la formación y contratación de personal innovador. El acuerdo suscrito permitirá financiar conjuntamente las actividades de formación que se establecen en el programa Inncorpora 2011, que combina formación y ayudas a la contratación de doctores, titulados universitarios y técnicos para la realización de proyectos de innovación tecnológica.

Garmendia explicó que el incentivo se articula a través de préstamos a las empresa con un tipo de interés del 0% y sin necesidad de presentar garantía. La ministra indicó que el Gobierno, en los últimos tres años, ha ayudado a la incorporación de más de 3.300 técnicos al tejido productivo. Y precisó que para este año la convocatoria del programa Inncorpora cuenta con más de 440 millones para el fomento del empleo y la competitividad de las empresas.

Funcionarios

El coordinador del área pública de CC OO, Enrique Fossoul, exigió ayer al presidente de CEOE, Juan Rosell, que rectifique sus declaraciones en las que criticaba a los “funcionarios prepotentes”. Izquierda Unida, por su parte, acusó a Rosell de intentar “cargarse la negociación colectiva”.

Sagardoy critica la reforma laboral

La reforma laboral no ha logrado uno de sus principales objetivos, elevar la contratación indefinida. Es una de las principales conclusiones del primer Barómetro del mercado de trabajo del Instituto para las Relaciones Laborales y Empleo que la Fundación Sagardoy presentó ayer. El informe indica que en mayo solo el 8% de los nuevos contratos fueron indefinidos, porcentaje que en 2008 alcanzaba el 12%. El presidente de la fundación, Juan Antonio Sagardoy, señaló que la situación “es mala” y reclamó tomar medidas aunque “sean impopulares”.

Con todo, el informe contiene algún dato positivo. Así, los expedientes de regulación de empleo de extinción sumaron este año el 18% del total cuando en 2008 alcanzaban el 63%. Así, se imponen los ERE de suspensión y reducción de jornada.

 

Cinco Días

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: