Inicio > Laboral, Opinión > Modificación de las condiciones del contrato, no todo vale tras la reforma

Modificación de las condiciones del contrato, no todo vale tras la reforma


Parecer ser que se ha instalado en el consciente colectivo, que tras la reforma laboral, las condiciones de trabajo, pueden ser modificadas unilateralmente por el empresario. Nada más lejos de la realidad. La reciente reforma laboral, incluye una flexibilización en el entendimiento de las causas que legitiman una modificación, considerándose como tales aquellas que están relacionadas con la competitividad, productividad u organización técnica o del trabajo de la empresa, así como las contrataciones referidas a la actividad empresarial, es decir, la empresa podrá modificar las condiciones basándose en los motivos expuestos, pero no a discreción, ni mucho menos sin una justificación suficiente. Es un tema muy sensible, ya que afecta íntimamente al trabajador el hecho de ser variadas sus funciones o la ubicación geográfica de su centro de trabajo (traslado), por supuesto, el empresario, como ha venido sucediendo hasta el momento, tiene la potestad de comunicar al trabajador la intención de realizar alguna de estas modificaciones, que como indica el artículo 41 del Estatuto de los Trabajadores, debe mediar un preaviso de 15 días, para modificaciones individuales.

Ahora bien, lo que no ha cambiado en absoluto es el hecho de que la modificación debe estar plenamente justificada por la empresa, si bien es cierto, que el legislador ha suavizado en cierto modo los mecanismos de acceso a la misma.

Por otro lado, cuando la modificación de las condiciones de trabajo afecte a:

  •  Jornada de trabajo.
  •  Distribución del tiempo de trabajo, régimen de trabajo a turnos.
  •  Sistema de remuneración y cuantía salarial
  •  Funciones, cuando excedan de lo previsto para la movilidad funcional

el trabajador tendrá tres opciones:

  1. Aceptación de los cambios.
  2. Impugnación ante la jurisdicción social de los cambios (si bien deberá mientras la justicia resuelve, cumplir con las nuevas obligaciones).
  3. Solicitar la extinción del contrato con derecho a una indemnización de 20 días por año de servicio.

Queda por tanto absolutamente descartado el que el empresario, pueda unilateralmente imponer al trabajador cambios en las condiciones del contrato de trabajo, estas deberán siempre estar justificadas y ser aceptadas por el trabajador.

Francisco Sánchez

Graduado Social

En SVS Asesores le facilitamos la gestión laboral, de Recursos Humanos y la Asesoría Fiscal y contable de su empresa, no dude en contactarnos y solicitar un estudio de la situación de su negocio y un presupuesto personalizado,

Telf. 871964700

Email: svsasesores@hotmail.com

Facebook: http://www.facebook.com/svsasesores

 Skype: svsasesores

Twitter: @svs_asesores

 

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: