Inicio > Laboral, Opinión > Cómo despedir a un trabajador absentista tras la reforma laboral

Cómo despedir a un trabajador absentista tras la reforma laboral


Hasta la reciente reforma laboral, el despido objetivo por absentismo era una opción que ya exsitía, si bien, en la práctica apenas era usado, ya que la posibilidad de acogerse a él dependía del índice de absentimo del trabajador objeto del despido como del índice del resto de la plantilla. Con la entrada en vigor de la reforma laboral, se ha eliminado el requisito del absentismo del resto de plantilla, lo que facilita a la empresa el poderse acoger a este despido.

Los trabajadores absentistas, suponen un serio problema para la empresa, ya que conducen a la desorganización de la producción, crean problemas de sustitución y en muchos casos se acaba sobrecargando al resto de la plantilla.

Con la anterior normativa, trabajadores absentistas con un índice de rendimiento objetivamente menor que el resto debían mantenerse en plantilla gracias al mayor rendimiento de sus compañeros. Ahora, sólo cuenta la ausencia de cada trabajador, individualmente computada.

Los requisitos para poderse acoger a este tipo de despido son:

  • Las faltas de asistencia deben ser producto de una enfermedad o accidente no laboral.
  • La baja por incapacidad deberá tener una duración inferior a los 20 días, ya que quedan excluídas las ausencias por incapacidad superior a esos 20 días.
  • Deben tratarse de enfermedades reales y justificadas, es decir, las ausencias injustificadas no se podrán computar y se deberán tratar como hasta ahora a través de la sanción al trabajador, pudiendo finalizar en despido disciplinario.
  • El número de ausencias, sigue siendo el mismo, 20% de las jornadas hábiles en dos meses consecutivos o 25% en cuatro meses discontinuos dentro de un periodo de 12 meses.
  • Las ausencias pueden ser debidas a la misma enfermedad, siempre que sean discontinuas (recaídas).
  • Este despido es aplicable a cualquier trabajador, independientemente de su tipo de contrato o antigüedad.

Aunque la normativa habla de un cómputo de las faltas por meses, este, debe hacerse de fecha a fecha, es decir, por días naturales, contando desde el día en que se produjo la primera ausencia. También es importante precisa que sólo deben computarse los días completos de ausencia, por tanto no computarán las ausencias de horas para acudir a centros sanitarios.

Francisco Sánchez

Graduado Social

En SVS Asesores le facilitamos la gestión laboral, de Recursos Humanos y la Asesoría Fiscal y contable de su empresa, no dude en contactarnos y solicitar un estudio de la situación de su negocio y un presupuesto personalizado,

Telf. 871964700

Email: svsasesores@hotmail.com

Facebook: http://www.facebook.com/svsasesores

 Skype: svsasesores

Twitter: @svs_asesores

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: