Inicio > Laboral, Opinión > Jubilación. Jugar con el futuro.

Jubilación. Jugar con el futuro.


La pensión de jubilación, ha sido un tótem inamovible desde su creación. Y no es para menos, en esa pensión ponen sus miras y sus esfuerzos una gran mayoría de españoles, fiando su futuro y bienestar económico, llegado el momento del retiro laboral a ella. Su configuración ha sido bastante estable, tanto, que la mayoría de españoles, era capaz de citar al menos la carencia genérica para poder obtener el 100% de la pensión, y era bueno que fuese así. Cuando una carrera y vida profesional van ligados a la pensión que debe asegurar tu capacidad económica, una vez dejes de trabajar, lo menos que puede pedirse a esta pensión es que sea fiable, que sus condiciones estén claras y que no sean modificadas a voluntad del gobernante que por turno toque. No siendo eso así, ¿qué sentido tiene vincular el esfuerzo de toda una vida laboral a una pensión que no sabes como será el día de mañana?, sujeta a vaivenes políticos. Es sencillamente desincentivante del esfuerzo de cotización que realiza el trabajador y empresa. A todo esto hay que sumar el hecho de que no puedes elegir cobrar o no una pensión de jubilación pública, ya que la cotización por esta contingencia es obligatoria.

¿Y por qué escribo todo esto?, pues porque en los últimos años, las reglas del juego están cambiando, los últimos Gobiernos, han estado realizando modificaciones en las condiciones en que se accede y en los importes que se reciben como pensión de jubilación, esto supone algo muy peligroso, y es que se crea inseguridad al ciudadano. A día de hoy, con las diferentes modificaciones realizadas en los últimos 4 años, ningún ciudadano se atreve a asegurar cuanto cobrará el día de su jubilación, ni en que condiciones tendrá que acceder a la pensión, el día que cumpla su edad de jubilación (que tampoco sabemos cual será). Esto está abriendo una necesidad que el español medio no contemplaba en su mayoría hasta la actualidad, el plan de pensiones.

Hay que tener en cuenta que la cotización a la seguridad social por la pensión de jubilación es obligatoria, por lo que quedas obligado a ella en base a la solidaridad del sistema de seguridad social español, lo cual significa que tendrás que pasar toda tu vida laboral cotizando por esa contingencia, pero sin tener la seguridad de que tipo de pensión percibirás ni en que condiciones, al mismo tiempo, esta desconfianza, está haciendo que cada vez más gente (los que pueden) estén haciendo un esfuerzo por asegurarse un bienestar económico, mediante la aportación a planes privados de pensiones.

En resumen, a mi entender es un absoluto despropósito lo que está sucediendo con la pensión de jubilación, pone en riesgo el bienestar futuro de muchos españoles y será un problema que a largo plazo se va a traducir en bolsas de pobreza entre la tercera edad, entre aquellos que no hayan tenido una exitosa vida laboral y que no hayan podido complementar su pensión pública a través de ahorro privado. Y esa realidad nos golpeará a los mayores y a los familiares que hoy por hoy tampoco están pudiendo tener una vida laboral solvente. A la vuelta de 15 años veremos como acaba este desastre.

Francisco Argüelles Sánchez.

Graduado Social.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: