Inicio > Sin categoría > La jubilación parcial, una modalidad en crecimiento

La jubilación parcial, una modalidad en crecimiento


La jubilación parcial es una figura, que si bien no tiene una gran presencia en la sociedad española, su solicitud por los causantes de pensión de jubilación va a ir a más con el paso de los años.

La precariedad laboral que caracteriza España en los últimos 15 años está generando carreras de jubilación muy inestables, la falta de contratos fijos, el uso abusivo de la contratación temporal y la dificultad para acceder a puestos de trabajo para los parados mayores de 45 años, son entre otros factores que están contribuyendo a que las carreras de jubilación sean cada vez de peor calidad, lo cual en un futuro a medio plazo se va a convertir en una avalancha de jubilados con una pensión insuficiente para mantener el nivel de vida deseado; y todo esto aunque las pensiones vayan aumentando su importe medio, porque este aumento es inferior al del coste de la vida, sirva como ejemplo el exiguo 0,25% que se han revalorizado las pensiones en 2015, igual porcentaje en el que se revalorizarán para 2016.

Con todo ello, sumado a los efectos de la crisis sobre las familias, que han supuesto que los pensionistas tengan que ayudar a la sustentación de las familias (tanto hijos como nietos), parece claro que la idea de compaginar trabajo con pensión de jubilación va a ir ganando fuerza en un futuro a corto/medio plazo.

¿Qué es la jubilación parcial?

La condición principal para poder acceder a la jubilación parcial, es reunir los derechos para poderse jubilar. Se deberá practicar una reducción de jornada de entre un 25 y un 50% de la jornada (salvo a quienes sea de aplicación la Ley 27/2011, cuyo porcentaje será de máximo un 75% de reducción de jornada) y será aplicable a los trabajadores que tengan contrato tanto a jornada completa como a jornada parcial, no será exigible que sea contratado un trabajador para relevar al pensionista (por la jornada que deja de hacer) ni tampoco ninguna antigüedad en la empresa, según el tipo de jubilación parcial solicitada.

Existen dos tipos de jubilación parcial:

  1. Jubilación parcial con contrato de relevo. Es aquella que se produce con la celebración simultánea de un contrato de relevo del trabajador que se jubila parcialmente. El trabajador que se jubila deberá tener un contrato a tiempo completo y deberá cumplir los requisitos de edad y cotización para acceder a la jubilación. La reducción de jornada podrá ser de hasta el 75% y el relevista debe estar contratado a tiempo completo. El trabajador que se jubila deberá acreditar 33 años de cotización y una edad mínima en dos años inferior a la edad ordinaria de jubilación y por último, deberá tener una antigüedad en la empresa de al menos 6 años.
  2. Jubilación parcial sin contrato de relevo. Es aquella que se produce cuando el trabajador ya ha alcanzado la edad legal de jubilación y reúne el resto de requisitos para acceder a la pensión de jubilación. En este caso la jornada laboral se puede reducir entre un 25% y un 50% y el trabajador que se jubila podrá estar contratado a tiempo completo o tiempo parcial, no se exigirá antigüedad alguna en la empresa.

 

Francisco Argüelles Sánchez

Graduado Social

Anuncios
Categorías:Sin categoría
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: