Archivo

Posts Tagged ‘impuesto’

Algunas cuestiones a tener en cuenta sobre la subida del IVA


Imposible no saber que el próximo 1 de septiembre entra en vigor la modificación del tipo general y del tipo reducido del IVA, elevándose el tipo general del 18 al 21% y el tipo reducido del 8 al 10%.

Esto que parece muy sencillo puede plantear dudas sobre que tipo de porcentaje aplicar en determinadas circunstancias, vamos a intentar arrojar luz sobre algunas de ellas.

  • Expedición de la factura en fecha distinta al devengo: Es decir, emisión de la factura en un momento distinto a la realización de la operación (generalmente después). En este caso se aplicará el IVA correspondiente a la fecha en que se ha realizado la operación, independientemente de cuando se emita la factura.
  • Pagos anticipados realizados antes del 1 de septiembre de 2012: Aquí se deberá aplicar el tipo vigente en el momento en que se realiza el pago anticipado, no se realizará ninguna rectificación cuando la operación que se paga, se realice posteriormente al 1 de septiembre. Cuando se realice el pago a cuenta, se debe especificar claramente  los bienes o servicios que se pagan anticipadamente.
  • Operaciones de tracto sucesivo. Arrendamientos, suministros de luz, teléfono etc…: Aquí es donde nos encontramos con la desilusión de que, aunque se dijo que para estos casos se aplicaría el tipo correspondiente al momento en que se presta el servicio o se pone a disposición el producto, ahora no es así, por lo tanto, cuando la facturación se realice a partir del 1 de septiembre, se aplicará el nuevo tipo de IVA aunque los consumos se hayan realizado antes de esa fecha, siempre y cuando se haya pactado que el recibo por el consumo se gire con posterioridad a haberlo disfrutado, cosa que ocurre con las facturas de gas y electricidad y en la mayoría de casos de las de telefonía o datos. Ahora bien, si existen cuotas de abono, cuya facturación sea anticipada, el tipo de IVA deberá ser del 18%, así aunque en agosto se facture la cuota de abono de septiembre, deberá ser al 18%, esto es habitual en los contratos tipo “prepago”.
  • Descuentos posteriores a la realización de la operación. Corrección de errores: Estos descuentos suponen una modificación de la base imponible y la emisión de factura rectificativa. En estos casos, independientemente de con que fecha se realice la factura rectificativa, esta llevará el IVA vigente en el momento en que se realizó la operación ahora corregida, si fue antes del 1 de septiembre la factura rectificativa llevará un IVA del 18%, aunque se emita en noviembre de 2012.
  • Operaciones con entes públicos: Como norma general se aplicará el tipo de IVA vigente en el momento del devengo de las operaciones, independientemente del tipo de IVA vigente al presentar la oferta. Cuando se trate de ejecuciones de obra cuyo pago se efectúa mendiante certificaciones de obra hay que diferenciar, si la obra está terminada, se aplica el tipo vigente a la fecha de entrega y recepción de la obra. Si la obra no está terminada, se aplica el tipo de gravámen de la fecha en que se cobre efectivamente la certificación.

(fuente de consulta: Agencia Tributaria)

Juan Francisco Sánchez Argüelles

Graduado Social

En SVS Asesores le facilitamos la gestión laboral, de Recursos Humanos y la Asesoría Fiscal y contable de su empresa, no dude en contactarnos y solicitar un estudio de la situación de su negocio y un presupuesto personalizado,

Telf. 871964700

Email: svsasesores@hotmail.com

Facebook: http://www.facebook.com/svsasesores

 Skype: svsasesores

Twitter: @svs_asesores

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Para asegurarse de una correcta retención a cuenta del IRPF en la nómina


Muchos trabajadores, llegado este momento de rendir cuentas con hacienda, reciben un susto, debido a que la empresa ha calculado incorrectamente las retenciones que se deben aplicar a su nómina, y esto puede deberse a varias circunstancias, como puede ser un error en el cálculo, por parte de la empresa, no disponer la empresa de todos los datos necesarios para el correcto cálculo (bruto anual de otros trabajos, datos sobre hijos, ascendientes o descendientes a cargo, situación familiar etc…), por eso es absolutamente fundamental que el trabajador cada año cumplimente el modelo 145 que hacienda pone a disposición de los contribuyentes, mediante el cual comunicará a la empresa su situación personal a efectos del cálculo de retenciones del IRPF.

Mod. 145

Es fundamental que el trabajador comunique a la empresa mediante este modelo y en cualquier momento del año cualquier cambio en su situación personal o familiar, ya que esto puede afectar al cálculo de las retenciones, en el mismo modelo se puede ser con cierta claridad cuales son las circunstancias personales que afectan al cálculo del IRPF y que pueden/deben ser comunicadas, en cualquier caso, en el departamento de personal o de RRHH de la empresa.

Otro asunto es cuando el trabajador no está conforme con la retención practicada en su nómina. En este caso, el trabajador puede solicitar ante la empresa, que si el porcentaje que se le retiene es inferior al que le corresponde, lo suban, y esto deberá hacerlo obligatoriamente por escrito.

Por el contrario el trabajador no puede en ningún caso solicitar a la empresa que le rebaje el porcentaje de IRPF si este está correctamente calculado.

Cada año, hacienda facilita un programa desde su página web http://www.aeat.es, para el autocálculo de las retenciones del IRPF en la nómina, es una herramienta muy útil para que el trabajador haga un control sobre las retenciones que practica la empresa en su nómina.

En el caso que la empresa haya calculado a lo largo del año incorrectamente las retenciones del IRPF en la nómina, y la renta del trabajador o la declaración trimestral o anual de la empresasea sometida a revisión por parte de hacienda, la responsabilidad que se pueda derivar será de la empresa, que es quien debe realizar el correcto cálculo de las retenciones. Por lo que Hacienda reclamará a esta las cantidades que no se han retenido en la nómina del trabajador. Generalmente tras este suceso, la empresa, suele intentar repercutir en el trabajador esas cantidades, que no se retuvieron en su día, si bien existen sobre este asunto diferentes visiones y resoluciones judiciales, respecto de si la empresa puede una vez liquidadas a hacienda las cantidades que no se retuvieron en su día, solicitarlas al trabajador y descontarlas de la nómina.

Podemos encontrar resoluciones de la Dirección General de Tributos así como sentencias judiciales que proclaman que no es lícito que la empresa reclame al trabajador estas cantidades, si bien a sensu contrario, también existe alguna resolución judicial admitiendo este extremo, por lo que cada empresa deberá tomar una determinación.

Lo que si sucede prácticamente siempre, es que si el trabajador se niega a que le sea descontado de su nómina el importe de lo pagado por la empresa a hacienda tras la revisión, la empresa no puede acceder a la vía jurisdiccional social en reclamación de cantidad contra el trabajador, por haber transcurrido el plazo de un año, que es el establecido para las reclamaciones de cantidad. Otra cosa es que la empresa habilite una reclamación por la jurisdicción civil por enriquecimiento ilícito, caso el cual apenas se da.

Es importante hacer notar que  la empresa no podrá realizar estas deducciones en la nómina sin el consentimiento del trabajador.

Francisco Sánchez Argüelles

Graduado Social

En SVS Asesores le facilitamos la gestión laboral, de Recursos Humanos y la Asesoría Fiscal y contable de su empresa, no dude en contactarnos y solicitar un estudio de la situación de su negocio y un presupuesto personalizado,

Telf. 871964700

Email: svsasesores@hotmail.com

Facebook: http://www.facebook.com/svsasesores

 Skype: svsasesores

Twitter: @svs_asesores

Modificación de las condiciones del contrato, no todo vale tras la reforma


Parecer ser que se ha instalado en el consciente colectivo, que tras la reforma laboral, las condiciones de trabajo, pueden ser modificadas unilateralmente por el empresario. Nada más lejos de la realidad. La reciente reforma laboral, incluye una flexibilización en el entendimiento de las causas que legitiman una modificación, considerándose como tales aquellas que están relacionadas con la competitividad, productividad u organización técnica o del trabajo de la empresa, así como las contrataciones referidas a la actividad empresarial, es decir, la empresa podrá modificar las condiciones basándose en los motivos expuestos, pero no a discreción, ni mucho menos sin una justificación suficiente. Es un tema muy sensible, ya que afecta íntimamente al trabajador el hecho de ser variadas sus funciones o la ubicación geográfica de su centro de trabajo (traslado), por supuesto, el empresario, como ha venido sucediendo hasta el momento, tiene la potestad de comunicar al trabajador la intención de realizar alguna de estas modificaciones, que como indica el artículo 41 del Estatuto de los Trabajadores, debe mediar un preaviso de 15 días, para modificaciones individuales.

Ahora bien, lo que no ha cambiado en absoluto es el hecho de que la modificación debe estar plenamente justificada por la empresa, si bien es cierto, que el legislador ha suavizado en cierto modo los mecanismos de acceso a la misma.

Por otro lado, cuando la modificación de las condiciones de trabajo afecte a:

  •  Jornada de trabajo.
  •  Distribución del tiempo de trabajo, régimen de trabajo a turnos.
  •  Sistema de remuneración y cuantía salarial
  •  Funciones, cuando excedan de lo previsto para la movilidad funcional

el trabajador tendrá tres opciones:

  1. Aceptación de los cambios.
  2. Impugnación ante la jurisdicción social de los cambios (si bien deberá mientras la justicia resuelve, cumplir con las nuevas obligaciones).
  3. Solicitar la extinción del contrato con derecho a una indemnización de 20 días por año de servicio.

Queda por tanto absolutamente descartado el que el empresario, pueda unilateralmente imponer al trabajador cambios en las condiciones del contrato de trabajo, estas deberán siempre estar justificadas y ser aceptadas por el trabajador.

Francisco Sánchez

Graduado Social

En SVS Asesores le facilitamos la gestión laboral, de Recursos Humanos y la Asesoría Fiscal y contable de su empresa, no dude en contactarnos y solicitar un estudio de la situación de su negocio y un presupuesto personalizado,

Telf. 871964700

Email: svsasesores@hotmail.com

Facebook: http://www.facebook.com/svsasesores

 Skype: svsasesores

Twitter: @svs_asesores

 

Novedades renta 2011


 

Puesto que nos encontramos inmersos en la campaña de renta 2011, desde SVS Asesores, os queremos hacer un breve resumen de algunas de las novedades más significativas, que se han introducido para la confección de la declaración de la renta correspondiente al ejercicio 2011.

  • Se eleva al 60% la reducción por rendimientos derivados del arrendamiento de vivienda y a su vez se reduce a 30 años la edad del arrendatario, que da derecho a una reducción del 100% de los rendimientos procedentes del arrendamiento de viviendas. Si bien para alquileres anteriores a 01/01/2011 se mantiene la anterior edad de 35 años del arrendatario.
  • Queda suprimida la deducción de 2500 euros por nacimiento de hijo.
  • Se mantiene la reducción de 400 euros para rentas inferiores a 24.000 euros.
  • Se mantiene la ayuda de 100 euros mensuales para madres trabajadoras.
  • Deducción por obras de mejora en cualquier vivienda propiedad del contribuyente. Cuando la base imponible sea inferior a 71007,20 euros, podrán deducirse el 20% de las cantidades satisfechas hasta el 31/12/2012 en concepto de reforma de la vivienda o comunidad de propietarios (en su parte proporcional). Las obras que dan derecho a esta deducción serán las que sirvan para mejorar la eficiencia energética, mejor acceso a telecomunicaciones, o mejor acceso o adaptación de la vivienda para los discapacitados. Es importante el hecho, de que para que estas cantidades sean deducibles, el pago no puede haberse hecho en efectivo, sino por medio bancario.
  • Deducción por compra de vivienda habitual, la báse máxima deducible serán 9040 euros, como principal novedad destacar que las cantidades depositadas en cuentas ahorro-vivienda, vuelven a ser deducibles.
  • Se establece libertad de amortización del inmovilizado material, para elementos adquiridos entre 01/01/2011 y 31/12/2015, sin que sea ya necesario para aplicar esta libertad de amortización, el requisito de haber creado o mantenido puestos de trabajo. Esta libertad de amortización no será aplicable a los contribuyentes que realicen actividades por el sistema de estimación objetiva (módulos). Sólo será aplicable cuando existan beneficios en la actividad empresarial.

Francisco Sánchez

Graduado Social

En SVS Asesores le facilitamos la gestión laboral, de Recursos Humanos y la Asesoría Fiscal y contable de su empresa, no dude en contactarnos y solicitar un estudio de la situación de su negocio y un presupuesto personalizado,

Telf. 871964700

Email: svsasesores@hotmail.com

Facebook: http://www.facebook.com/svsasesores

 Skype: svsasesores

Twitter: @svs_asesores

 

¿Quién paga el IVA?


Desde SVS Asesores, vamos a tratar de explicar a lo largo de algunas entradas en el blog, el funcionamiento básico de la empresa, comentando de forma muy sencilla y sucinta el funcionamiento de los impuestos y tratando de poner al alcance del empresario y del no empresario una idea básica de los impuestos y obligaciones que tenemos respecto de Hacienda y Seguridad Social, por supuesto estamos abiertos a cualquier sugerencia de tema o aclaración sobre lo publicado. Esperamos que sean de vuestro interés.

Aunque parezca mentira, cabe preguntarse esto, ¿quién paga el IVA?, en el subconsciente colectivo, figura el hecho de que el IVA lo pagan los usuarios finales y los empresarios. No es del todo así. El IVA se configura como un impuesto indirecto, es decir, grava el consumo de productos o servicios, no la renta del contribuyente.

Esto implica, que quien paga realmente el impuesto es el cliente final del producto o servicio. El empresario, aquí ejerce una figura recaudadora en nombre de hacienda, me explico. Cada trimestre el empresario debe pasar cuentas con hacienda por los diferentes impuestos a que está sujeto (pagos a cuenta), en el caso que nos ocupa, el IVA, el empresario, debe sumar el IVA repercutido, que es el IVA, que él ha cargado en sus facturas emitidas por venta de productos o prestación de servicios, por otro lado debe hacer igual sumatorio respecto del IVA soportado, es decir, el IVA de todas las facturas por las que ha comprado bienes o recibido servicios, una vez totalizados los importes del IVA repercutido y soportado, se resta al IVA repercutido el importe del IVA soportado y de ahí resulta una cantidad, que si es positiva supone ingresarla en hacienda, y si es negativa, supone un saldo a compensar en trimestres posteriores, en los que pudiera resultar una cantidad positiva. De esta forma, como explicaba anteriormente, el empresario, solo hace de intermediario, no sufre el cargo directo del impuesto.

Hay que destacar, que cuando a 31 de diciembre el saldo del IVA es negativo, existe la posibilidad por parte del empresario de solicitar a Hacienda el abono de esta cantidad, o bien de mantenerla como saldo compensatorio, para trimestres posteriores en que pudiese haber saldos positivos.

Francisco Sánchez

Graduado Social

En SVS Asesores le facilitamos la gestión laboral, de Recursos Humanos y la Asesoría Fiscal y contable de su empresa, no dude en contactarnos y solicitar un estudio de la situación de su negocio y un presupuesto personalizado,

Telf. 871964700

Email: svsasesores@hotmail.com

Facebook: http://www.facebook.com/svsasesores

 Skype: svsasesores

Twitter: @svs_asesores

Subirá el IVA, si falla la amnistía fiscal y la recaudacion por IRPF


Miguel Ferre, secretario de Estado de Hacienda (Madrid, 1965), tampoco era partidario en 2010, cuando asesoraba a grandes empresas sobre fiscalidad internacional en PwC, de una amnistía fiscal, pero ahora asume el coste político de esta medida. “Si al final las previsiones no se cumplen habrá que adoptar medidas”, reconoce Ferre.

De momento, los Presupuestos habilitan a las comunidades a subir el Impuesto de Hidrocarburos en sustitución del céntimo sanitario. Lo que el Gobierno no contempla es crear un impuesto para las grandes fortunas que, a juicio de Ferre, ya soportan la subida del IRPF, ni elevar la fiscalidad de sicavs o fondos de inversión porque quieren fomentar el ahorro.

“Queremos que la amnistía fiscal sea efectiva para generar fondos ocultos que pueden ayudar a la financiación de empresas. Por eso en el Real-Decreto Ley no hay ninguna limitación a que esos bienes o derechos estén en efectivo o en otro formato”.

Ferre espera que los ciudadanos entiendan el carácter excepcional de la medida: se trata de una medida enmarcada en las circunstancias difíciles que atraviesa el país y cargada de un enorme coste político. “No se hubiera producido en situaciones normales. Es una línea roja no tocar el IVA, puesto que la subida se traduce en caída de la actividad y el consumo y España necesita reactivar el consumo privado. Si no hacemos esta consolidación fiscal la situación será muy delicada”, se justifica.

El número 2 de Hacienda reconoce que no hay un ‘plan B’ si a partir partir del 30 de noviembre que no han recaudado los 2.500 millones de euros estimados. En esa fecha, si esto ha ocurrido, “el Gobierno estudiaría medidas adicionales y la subida del IVA o de impuestos especiales sería la última de las medidas posibles. Tal como hemos diseñado las medidas, la recaudación del impuesto sobre sociedades y del IRPF sobre todo, deberán llevarnos a ese cumplimiento de estimación de ingresos. Estamos seguros de que a partir de marzo se empezará a notar en la recaudación de los ingresos tributarios”. Sólo en caso de que esto fallara, habrá que planteárselo.

Ferre no cree que la subida del impuesto de sociedades lastre necesariamente la competitividad de las empresas. “La norma fiscal no puede impedir a una entidad endeudarse, de lo que hablamos es del impacto fiscal que tenemos que soportar todos los contribuyentes por la deducibilidad de gastos financieros. La situación en España era atípica, no había reglas claras y sobre el papel era perfectamente posible deducirse toda la partida de gastos financieros”.

“En otros países se ha dado solución con lo que se llaman puertos seguros, que dan seguridad jurídica”, continúa. “Con la nueva medida el gasto financiero será deducible hasta el 30% del resultado operativo de la empresa. El resto no será deducible o lo será en ejercicios siguientes. Tampoco creo que la competitividad de las empresas españolas, que es muy notable, dependa de la deducibilidad fiscal de estos gastos”. Ferre añade que “somos conscientes de los problemas de liquidez de las empresas, por eso se les ha pedido sólo del 4% de estos tres primeros meses mediante el pago fraccionado.

Respecto a otras medidas, como un impuesto a la grandes fortunas, de momento el Gobierno lo descarta ya que “van a tener un incremento importante de imposición en el IRPF. En ciertos territorios el tipo marginal puede llegar al 56%”. En cuanto a las sicav, que pueden escapar de esta subida, Ferre aduce que “existe la transparencia fiscal internacional. España tiene ahora en vigor acuerdos de intercambio de información fiscal con territorios en los que se establecían sociedades pantalla como Andorra, Panamá o Bahamas”. ”

Vamos a poder ver quiénes están detrás de esas sociedades y si son residentes en España se les aplicará la normativa fiscal. Por otro lado, la tributación del 1% de las sicav es la misma que tiene un fondo de inversión porque se quiere fomentar el ahorro. No hay que hacer equivalente sicav con fraude fiscal, otra cosa es la aplicación en cada caso. No se va tocar la tributación de sicavs ni de fondos”, asegura Ferre.

(Noticia extraída de Expansión)

En SVS Asesores le facilitamos la gestión laboral, de Recursos Humanos y la Asesoría Fiscal y contable de su empresa, no dude en contactarnos y solicitar un estudio de la situación de su negocio y un presupuesto personalizado,

Telf. 871964700

Email: svsasesores@hotmail.com

Facebook: SVS Asesores

 Skype: svsasesores

Twitter: @neroncete

El blog gestionado por SVS Asesores, pretende ser un resumen diario de prensa y artículos de interés para la comunidad en general, el artículo reproducido, ha sido extraído de la fuente citada al final del texto, si no desea que su artículo sea reproducido en nuestro blog, solo tiene que contactar con nosotros por cualquiera de los medios a disposición y será inmediatamente retirado.

Hacienda fiscalizará más a las empresas que opten por liquidar el IVA al cobro de la factura


Las pymes tendrán en breve la posibilidad de pagar el IVA en el momento en que cobran las facturas en lugar de hacerlo, como sucede ahora, cuando las emiten. Esta medida, tantas veces reclamada y que mejorará la tesorería de muchas sociedades, tendrá como contrapartida el envío de mucha más información a Hacienda.

El IVA es el impuesto que más quebraderos de cabeza provoca en las empresas. Hasta ahora, el régimen del IVA ha seguido el llamado criterio de devengo, lo que supone que una empresa debe ingresar el impuesto en el momento en que emite una factura con independencia del momento en que la cobre. Ello deteriora la tesorería de las compañías, que deben adelantar un dinero al fisco que no han cobrado y, quizás, no cobrarán.

Esta situación cambiará en breve cuando el Ejecutivo cumpla su promesa electoral e implante -primero para los proveedores públicos y después para el resto- el llamado criterio de caja, que permitirá que las pymes no abonen el IVA hasta cobrar la factura. Un medida que parece de sentido común y, sin embargo, presenta muchas dificultades técnicas. El Ejecutivo reconoce que el cambio normativo eleva el riesgo de fraude fiscal. Precisamente por eso, la medida se empezará a aplicar sobre las empresas que son proveedoras del sector público. Hacienda argumenta que tiene más información de estas compañías y ello reduce el riesgo de fraude. Además, se evitan distorsiones, ya que la Administración pública no puede deducirse el IVA. En cualquier caso, el objetivo es extender esta medida al conjunto de pymes, que tendrán libertad para aplicar el criterio de devengo en unas operaciones y, el de caja, en otras.

El vicepresidente de la Organización de Inspectores de Hacienda, Ramsés Pérez, entiende económicamente la medida, pero alerta que abre una vía de “fraude de difícil control”, ya que no resulta tan sencillo averiguar si una compañía ha cobrado realmente o no una factura. Además, advierte que los efectivos de la Agencia Tributaria son reducidos para asumir la carga de trabajo derivado del cambio de régimen del IVA.

Para evitar que la medida se convierta en un coladero del fraude, Hacienda elevará los mecanismos de control. Así, gana enteros la posibilidad de que se obligue a las empresas que aplican el criterio de caja a remitir periódicamente los libros registro del IVA, un documento que contempla el detalle de toda y cada una de las facturas que recibe y emite una empresa. Fuentes empresariales aseguran que muchas pymes no tienen suficiente capacidad organizativa ni tecnológica para cumplir con esa obligación formal.

Abel García, miembro de Aedaf, apunta que los costes derivados del envío de mayor información pueden ser tan elevados que desincentive a las pymes a acogerse al criterio de caja. Así, tanto asesores como inspectores fiscales coinciden en que la medida es buena pero, por distintas razones, temen que su puesta en marcha resulte menos efectiva de lo previsto.

Si uno no ingresa el tributo, otro no se lo deduce

Es cierto, como denuncian las empresas, que las compañías que efectúan una venta deben pagar el IVA cuando emiten la factura y no cuando la cobran. Sin embargo, cuando son ellas las que compran, también pueden deducirse el impuesto antes de efectuar el pago. En principio, el cambio normativo que prepara el Gobierno beneficiará a las empresas cuando realicen una venta y tendrá efectos negativos cuando las compañías reciban una factura. El Gobierno podría mantener el criterio de devengo en la deducibilidad del IVA, una posibilidad que Hacienda rechaza, ya que supondría que debería devolver el IVA soportado por una empresa sin haber recibido el ingreso.

Por otra parte, Abel García, miembro de la Asociación Española de Asesores Fiscales (Aedaf), alerta que el cambio normativo provocará distorsiones en la competencia, ya que las grandes empresas exigirán en sus operaciones con pymes que se aplique siempre el criterio de devengo para poder deducirse el IVA. Hay que recordar que la posibilidad de pagar el IVA en el momento de cobrar la factura solo regirá para las pymes, ya que la normativa europea impide su generalización.

Así, las empresas deberán mantener una doble contabilidad. En una anotarán las facturas que se rigen por el criterio de devengo y, en otra, por el criterio de caja, lo que supone un aumento de los costes de gestión y un cambio en los sistemas informáticos.

Para evitar todo esto, García propone que las empresas puedan recuperar automáticamente el IVA ingresado cuando haya vencido el límite legal para cobrar una factura. Actualmente, el plazo de pago es de 75 días para las empresas y de 40 días para la Administración.

Las cifras

3,2 millones es el número de contribuyentes que declararon el IVA en 2009, último dato disponible. Supone un 3,1% menos que el ejercicio anterior.

97% del total de declarantes del impuesto sobre el valor añadido son pequeñas y medianas empresas o autónomos.

(Noticia extraída de Cinco Días)

En SVS Asesores le facilitamos la gestión laboral, de Recursos Humanos y la Asesoría Fiscal y contable de su empresa, no dude en contactarnos y solicitar un estudio de la situación de su negocio y un presupuesto personalizado,

Telf. 871964700

Email: svsasesores@hotmail.com

Facebook: SVS Asesores

 Skype: svsasesores

Twitter: @neroncete