Archivo

Posts Tagged ‘jornada’

CAMPAÑA LUCHA CONTRA EL FRAUDE DE LA INSPECCIÓN DE TRABAJO. VERANO 2015


Cómo es de dominio público, ya que ha tenido gran difusión en los medios de comunicación, en Baleares se inicia desde hoy 17/08/2015 una campaña de control del fraude laboral, esta campaña se va a centrar primordialmente (aunque no exclusivamente) en el control de los trabajadores a tiempo parcial; hemos comentado en otras ocasiones las obligaciones que tiene el empresario respecto de los trabajadores contratados a jornada parcial tras la última modificación del Estatuto de los Trabajadores. La más importante y la que más quebraderos de cabeza está trayendo, es la obligación de tener disponible en el centro de trabajo un listado diario de las horas realizadas por los trabajadores contratados a tiempo parcial, si eres cliente de nuestra asesoría ya se te ha facilitado un documento estandar, que se debe rellenar diariamente anotando, la hora de entrada, de salida y firmado por el trabajador. Es muy importante tener en cuenta que el no disponer del citado documento actualizado en el centro de trabajo, supondrá automáticamente la orden de la inspección de trabajo de la conversión del contrato temporal en uno a tiempo completo con los costes en seguridad social que ello conlleva, bien desde el momento de la inspección o desde el inicio del contrato (esto queda a la voluntad del inspector/a), por todo ello volvemos a insistir en la necesidad de tener actualizado dicho listado para evitar problemas ante una inspección de trabajo.

Francisco Argüelles Sánchez

Graduado Social.

Anuncios

La mitad de los españoles opina que la reducción de jornada perjudica su carrera profesional


La reducción de jornada es una decisión muy personal y obviamente sus implicaciones son muy importantes. De hecho, según un estudio realizado por Randstad, un 52% de los españoles afirma que esta opción perjudica la carrera profesional. Esta percepción sitúa a España dos puntos por encima de la media comunitaria (50%) y empatado con países como Francia o Alemania, aunque lejos de otros como Grecia, que con un 69% lidera este ránking a nivel europeo.

Más de la mitad de los españoles (52%) asegura que una reducción de la jornada laboral perjudica su carrera profesional, según el estudio trimestral Workmonitor que Randstad elabora consultando a empleados de 29 países. Esta percepción sitúa a España dos puntos por encima de la media comunitaria (50%) y empatado con países como Francia o Alemania, aunque lejos de otros como Grecia, que con un 69% lidera este ranking a nivel europeo.

Tras el país heleno se encuentran Bélgica, con un 57%, y Suecia, con un 55%, como los países que tienen un mayor porcentaje de trabajadores que asumen que el hecho de optar a una jornada laboral a tiempo parcial puede perjudicar su carrera profesional. En el lado contrario, se encuentran la República Checa (33%), Suiza (35%) y Holanda (44%).

Un elemento que define los datos del Estudio Workmonitor es la tasa de paro de sus principales protagonistas. Si la percepción de los trabajadores griegos lidera este ránking, su tasa de paro es una de las más altas con un 15%, mientras que por su parte, Holanda que se encuentra a la cola en esta percepción, tiene actualmente un porcentaje de desempleo del 4,3%, una de las más bajas de Europa y sólo superada por Austria (3,7%).

Aumento progresivo en España
En el caso particular de España se ha registrado durante los últimos años, y al albor de la actual situación económica, un aumento progresivo de los contratos a tiempo parcial. Desde 2007 esta cifra ha aumentado un 30% hasta llegar a los 451.257, según datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) para el segundo trimestre de 2011.

Las principales causas que los españoles aducen para optar por una reducción de jornada laboral son varias y van desde el cuidado de niños o adultos, obligaciones familiares o enfermedad hasta la posibilidad de estar realizando un curso de formación. Pero sin ninguna duda, la que más peso tiene es el hecho de no haber podido encontrar un trabajo a jornada completa, ya que de las personas que actualmente presentan una reducción de jornada laboral, un 53% es principalmente por este motivo.

La tasa actual de trabajo a tiempo parcial se sitúa en España en el 14,1%, una cifra por debajo de la media europea, así como de los Países Bajos (48,9%), Reino Unido (26,9%), Dinamarca (26,5%), Suecia (26,4%) o Alemania (26,2%), según datos de Eurostat, que ha elaborado un informe a través del Instituto de Estudios Económicos (IEE).

“Es evidente que el contrato a tiempo parcial puede ayudar a las personas a conciliar su vida laboral y personal. Ésta sigue siendo una de las asignaturas pendientes de nuestro mercado laboral que tiene una de las tasas más bajas en esta modalidad de contratación. Si bien desde 2007 el contrato a tiempo parcial se incrementado sensiblemente, las causas hay que buscarlas en el ajuste que han hecho las empresas a la hora de contratar y no al deseo de los trabajadores” asegura Rita González Pascual, Responsable de Recursos Humanos en Randstad.

Las mujeres: perfil del contrato a tiempo parcial
El 76% de los profesionales españoles que cuentan actualmente con una jornada de trabajo a tiempo parcial son mujeres. En cualquier caso, los hombres han registrado un mayor incremento respecto al último año, ya que su variación respecto a 2010 es del 8,5% frente al 2,1% obtenido por las mujeres.

El aumento de este tipo de contratos a tiempo parcial también se ve reflejado en los datos del INEM, correspondiente al Ministerio de Trabajo e Inmigración, y que asegura que durante el pasado mes de julio la mitad de los contratos realizados (50,2%) fueron a tiempo parcial. Si se compara con los datos pertenecientes al mismo mes de los últimos años se ve un aumento considerable que va del 29,9% del 2009 y del 31’5% del 2010 hasta el 50,2% de 2011.

Expansión

Categorías:Laboral Etiquetas: , , , , ,

El Gobierno prevé elevar la protección del contrato a tiempo parcial


La patronal y los sindicatos chocan sobre la regulación de este empleo. El Ejecutivo prepara un decreto al que añadirá la reforma del Fogasa y la prórroga del ‘cheque-parado’.

El Gobierno quiere elevar artificialmente la cotización de los trabajadores a tiempo parcial para mejorar sus derechos de pensión de jubilación y, en su caso, de incapacidad permanente, cuando corresponda.

El Ejecutivo quiere subir a 1,75 el coeficiente multiplicador por el número de horas de trabajo real, y a su vez de cotización, con el fin de que pueda resultar más atractivo para los desempleados. Esta ventaja se aplicará en estos contratos, tanto durante los dos primeros años del nuevo empleo, como de los que estuvieran ya vigentes.

Si una persona trabaja cuatro horas –media jornada– durante veintidós días al mes, excluidos los cuatro fines de semana, ha cotizado realmente 88 horas. Actualmente, ese periodo se multiplica por 1,50, lo que arroja un resultado de cotización real equivalente a 132 horas al mes. Esa cifra dividida por ocho horas de trabajo equivale a 16,5 días de cotización.

Utilizando el coeficiente de 1,75, el resultado final son 19,5 días de cotización. Hay que tener en cuenta que, a diferencia de los trabajadores a tiempo completo, las empresas no cotizan a la Seguridad Social por estos trabajadores durante los días festivos. Por esta razón, el Gobierno advierte de que, “en ningún caso, [como consecuencia de la aplicación del coeficiente] el número de días cotizados computados puede ser superior al que correspondería de haberse realizado el trabajo a tiempo completo”.

Con esta propuesta de elevar la protección social de los trabajadores, el Gobierno busca que el contrato sea más atractivo para los desempleados. Hay que tener en cuenta que, en España, tan sólo 2.256.000 personas están con esta fórmula contractual; el 14,4% de los asalariados. El 80% de ellos son mujeres, según resalta Paloma López, secretario de Empleo de Comisiones Obreras (CCOO).
Sin embargo, la media de utilización de este contrato en la Unión Europea es del 30% de los asalariados y, en algunos países como Holanda, representa al 50% de los asalariados. La popularidad y la flexibilidad de esta fórmula es una de las razones de que la tasa de paro en este país jamás supere el 10% de la población activa.

El Gobierno también quiere que los trabajadores fijos-discontinuos disfruten de esta mejora en los derechos de pensión. Este tipo de empleados son muy habituales en el turismo, la hostelería, la agroalimentación y la construcción.

Sin embargo, la negociación que el Gobierno mantiene con la patronal CEOE y los sindicatos ha chocado con el desacuerdo de ambos.
Con la oposición de los empresarios porque advierten de que la regulación que hace el Ejecutivo del contrato es muy rígida para la flexibilidad que necesita el empresario.

Prácticamente, el Gobierno empuja a la dirección de la compañía y de los sindicatos a que regulen el contrato en la negociación colectiva y, si no es así, ha puesto tales condiciones que molestan a CEOE y a CCOO y UGT.
Por ejemplo, la propuesta exige que en el contrato figure el porcentaje de la jornada de trabajo diaria, semanal, mensual o anual. Además, el Ejecutivo requiere al empresario para que “la parte variable de la jornada no pueda exceder del 10% de la parte fija”. Incluso, le obliga a comunicar al trabajador, con una antelación de tres días, la jornada y la hora de la realización de la parte variable para adaptarse a un repunte de la demanda. A pesar de ello, los sindicatos CCOO y UGT consideran que ese es un plazo muy corto para avisar al trabajador, según Paloma López, secretaria de Empleo.

Las centrales también piensan que el Gobierno “da mucha flexibilidad al empresario”. Sobre todo, cuando establece que “corresponderá a la compañía determinar la realización o no de la parte variable de la jornada en función de sus necesidades organizativas o productivas”. Bien es verdad que deberá hacerse inmediatamente antes o después de la parte fija.

Rubalcaba plantea un contrato para los jóvenes que dejaron de estudiar
Alfredo Pérez Rubalcaba, candidato del PSOE a la Presidencia del Gobierno en las próximas elecciones generales, propuso ayer un contrato de trabajo y aprendizaje para jóvenes desempleados. En especial, para aquellos que abandonaron la enseñanza secundaria atraídos por la facilidad de encontrar trabajo en la construcción en la pasada explosión del mercado inmobiliario, y ahora, no tienen ni estudios ni trabajo. En la red social twitter, Rubalcaba dijo que no se puede pretender que “un chaval de 22 años vuelva al instituto con chicos de 16 años”. Por esta razón, el candidato socialista propuso dar a estos jóvenes descolocados una “formación específica”, que denominó “contrato de “trabajo-aprendizaje”. “Sin formación no encontrarán empleo”, concluyó.

SUBVENCIÓN AL DESPIDO
En el mismo decreto en el que reforme el contrato a tiempo parcial, el Gobierno tiene previsto incluir la reforma de los costes del despido a través del Fondo de Garantía Salarial. Como adelantó EXPANSIÓN, el pasado 19 de julio, el Fogasa destinará 150 millones de euros desde este momento hasta 2014 para subvencionar a las empresas ocho días de la indemnización por despido. Hasta el 31 de diciembre, la ayuda se destinará al procedente e improcedente y, a partir de esa fecha, tan sólo al despido procedente.

AYUDAS A LOS PARADOS
El Consejo de Ministros también aprobará próximamente una prórroga, por un nuevo semestre de la ayuda de 400 euros mensuales que destina a los parados que hayan dejado de cobrar perdido todas las prestaciones. El pago del subsidio tiene como condición que el desempleado acepte las ofertas de trabajo, las propuestas de formación y actividades dedicadas a buscar empleo que le presente la Administración. La actual prórroga termina el 19 de agosto.

EMPLEADAS DE HOGAR
El ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, y los secretarios generales e CCOO, Ignacio Fernández Toxo, y de UGT, Cándido Méndez, presentaran hoy la integración de las empleadas de hogar en el Régimen General de la Seguridad Social. La reforma ayudará a unas 700.000 trabajadoras a regularizar su situación, obligando al empresario, o la familia, a dar de alta al empleado y acotizar por él. Para que el nuevo régimen no resulte gravoso para el empleador, hay un régimen transitorio hasta 2019.

El criterio del TC sobre la concreción del horario del trabajador en situación de reducción de jornada por guarda legal de hijo


El Tribunal constitucional en fecha 14 de marzo pasado dictó sentencia nº 26/2011 por la que anula el criterio mantenido hasta la fecha por el Tribunal Supremo en unificación de doctrina y recogido en sus sentencias de fecha 13 y 18 de junio de 2008, por la que, e interpretando los artículos 37, 5º y 6º apartados del Estatuto de los Trabajadores, mantuvo aquellos trabajadores que, por razones de guarda legal, hubiesen solicitado previamente una reducción de jornada tenían el derecho a elegir la concreción y la determinación de su turno de trabajo.

 

Pues bien, el Tribunal Constitucional en la susodicha sentencia nos dice que el supuesto examinado (trabajador a jornada completa que solicitaba el cambio de horario) debe reconocérselo a tenor de la Constitución Española en sus artículos 14 (derecho a la no discriminación por circunstancias personales) y 39 (desde la perspectiva del mandato de protección a la familia y a la infancia), por lo que se deben “…valorar las concretas circunstancias personales y familiares que concurrían en el trabajador demandante, así como la organización del régimen de trabajo de la residencia de educación especial en la que prestaba servicios, para ponderar si la negativa empresarial a su pretensión de trabajar en horario nocturno constituía o no un obstáculo injustificado para la compatibilidad de su vida familiar y profesional…”.

 

Ahora bien, y he aquí lo importante, esa sentencia no hace mención alguna a la necesidad o exigencia de la previa solicitud de reducción de jornada para proceder al cambio de turno.

 

De ello se colige que la solicitud del cambio de turno de trabajo no necesita de la exigencia previa de petición de reducción de jornada, por lo que el trabajador podrá elegir la concreción y determinación del turno de trabajo en jornada completa. Para ello se deberá  valorar en cada caso, las circunstancias personales y familiares que pudieran concurrir en el trabajador o trabajadora, así como la incidencia que su petición pudiera tener en los turnos de trabajo de la empresa. En definitiva, mientras la petición del trabajador no afecte de manera importante a la organización del trabajo se deberá dar pie a su petición sin necesidad de que medie la solicitud de la reducción de jornada, tal como hasta ahora había mantenido el Tribunal Supremo.

Los españoles trabajamos más…pero peor


La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ha divulgado un informe según el cual los españoles trabajan más horas que los alemanes y los franceses. No obstante, son los mexicanos, con una media de diez horas al día, los que más tiempo dedican a la realización de actividades ya sea remuneradas o no.

Los españoles gastamos aproximadamente 4,6 horas en la jornada laboral, mientras que los alemanes y los franceses rondan las 3,75 horas. Sin embargo pese a pasar más tiempo en el puesto de trabajo nuestra competitividad y eficacia sigue siendo menor.

El estudio sobre tendencias sociales y políticas, Society at a Glance, elaborado por la OCDE recoge diferentes indicadores, que van desde la tasa de fecundidad hasta la tolerancia, para señalar el cambio que se produce en las sociedades y resaltar las diferencias existentes entre países.

De acuerdo a lo difundido por la OCDE la diferencia de género en el desempeño de actividades no remuneradas es de 187 minutos en España, 39 minutos por encima de la media de la organización, situando a nuestro país en el sexto estado que ostenta la brecha más significativa. Asimismo, el trabajo no remunerado representa el 41% de nuestro PIB.

La tasa de desempleo de los países que forman parte de este organismo alcanzó el 8,2% en febrero, una décima menos respecto al mismo periodo de 2010. Con éste son ya cuatro meses consecutivos de descensos. No obstante aunque la media ha descendido, en España, Austria, Corea del Sur y México ha aumentado. De hecho España registra la tasa más elevada (18%) de la OCDE.

Aunque no todo es negativo en nuestro país que consigue la séptima posición en tolerancia a los grupos minoritarios y el tercero si se compara con el resto de países europeos, pues solo nos supera Holanda, Irlanda e Islandia. La media española se mantiene 17 puntos porcentuales más que la media de la organización (61%).

Cinco días