Archivo

Posts Tagged ‘redes’

42 cosas que hacer en twitter además de promocionar tu negocio


Uno de los principales bloqueos a los que se enfrentan las empresas a la hora de empezar a funcionar en las redes sociales es el de la escritura ¿Qué debería twittear? Es una de las preguntas más comunes estos días.
Resulta muy curioso que esto les suceda a las empresas puesto que supuestamente al comenzar su negocio sí tenían algo que decir, una pasión por algo o un mínimo interés que les hizo dedicarse a eso y no a otra cosa.
Sin embargo, cuando se trata de escribir 140 caracteres sobre ello no es tan sencillo. Twitter se basa en las conversaciones en tiempo real, la inmediatez. Debería ayudar centrarse en por qué se empezó en ese negocio en primer lugar y pensar en cómo explicárselo a clientes, compañeros o una comunidad entera. Pero lo cierto es que no resulta nada sencillo ni saber qué decir ni saber qué interesa a ese público.
Teniendo en cuenta estos problemas iniciales, la polifacética Pam Moore, CEO en ZoomFactor, nos ofrece una lista de 42 cosas que se pueden hacer en Twitter aparte de promocionar tu empresa y ofrecer cupones de descuento.
1. Comparte contenido de valor que pueda ser útil a tus seguidores.
2. Únete o crea una conversación por Twitter.
3. Escucha y observa a otros, tanto compañeros como competidores o clientes.
4. Utiliza hashtags para empezar una nueva comunidad acerca de un tema específico, un evento, un negocio o una buena causa.
5. Comparte contenido inspirador como citas o frases interesantes. Las citas son el contenido más retweeteado en Twitter.
6. Comparte una canción.
7. Habla con la gente, intenta mantener conversaciones.
8. Da la bienvenida a negocios online que se acaben de incorporar a Twitter.
9. Comparte eventos locales.
10. Comparte información sobre tus empresas favoritas.
11. Apoya a tus clientes. Echa un vistazo a sus tweets de forma regular por si puedes ayudarles a compartir información.
12. Agradece a alguien vía Twitter haber comentado en tu blog.
13. Haz una pregunta que pueda empezar un diálogo.
14. Apoya a las buenas causas y las organizaciones benéficas que las llevan a cabo.
15. Obtén apoyo de organizaciones benéficas favoritas y sus causas.
16. Comparte el contenido de otros, como blogs y tweets.
17. Empieza un movimiento nuevo.
18. Comparte consejos que puedan ayudar a tu público.
19. Desarrolla un calendario con consejos y temas de conversación. Esto te ayudará especialmente los días que estés bloqueado o no tengas demasiado tiempo para pensar.
20. Haz nuevos amigos.
21. Comparte fotos. Puedes añadir páginas como TwitPic, Instagram, Flickr o Pinterest.
22. Haz preguntas.
23. Haz encuestas a tus seguidores de Twitter.
24. Comparte eventos.
25. Comparte contenido, información y citas de un evento en directo.
26. Encuentra a viejos amigos.
27. Comparte vídeos graciosos o curiosos, también vídeos conmovedores.
28. Comparte ideas.
29. Comparte un nuevo diseño o logo y pregunta a tus seguidores por su opinión.
30. Sondea opiniones cuando se lance una nueva Web o blog.
31. Muestra aprecio y ofrece apoyo a los miembros de tu comunidad.
32. Felicita los cumpleaños o cualquier otra celebración apropiada.
33. Comparte sucesos y fotos divertidas.
34. Comparte un tweet sabio cada día.
35. Crea días temáticos. Si les gustan a sus seguidores entrarán en tu perfil los días que elijas para ver tu contenido. Un ejemplo son los #FollowFriday de Twitter.
36. Reúne opiniones y consejos de distintos blogs que puedan interesar a tus seguidores y lectores.
37. Crea listas en Twitter para encontrar más fácilmente a tus seguidores. Puedes hacer listas de expertos en determinados temas, clientes, usuarios favoritos…
38. Conoce las listas de tus amigos, clientes, compañeros o incluso competidores con el fin de encontrar buenos usuarios de Twitter a los que seguir.
39. Anima a alguien.
40. Tweetea cuando utilizas FourSquare en tu restaurante favorito.
41. Habla sobre gente que envía cupones descuento (es broma)
42. ¡Tweetea este post!

Puromarketing

En SVS Asesores le facilitamos la gestión laboral, de Recursos Humanos y la Asesoría Fiscal y contable de su empresa, no dude en contactarnos y solicitar un estudio de la situación de su negocio y un presupuesto personalizado,

Telf. 871964700

Email: svsasesores@hotmail.com

Facebook: SVS Asesores

 Skype: svsasesores

Twitter: @neroncete

 

Anuncios

¿Qué aportan las redes sociales a los procesos de selección?


Oigo decir a menudo que “si no estás en la red no serás nadie”. Creo, incluso, que yo también lo he dicho. Cierto, aunque quizás me fastidie aceptar que pueda ser así. Y, en realidad, no todas las personas importantes están en la red, como tampoco están todas las personas que pueden llegar a ser interesantes en un proceso de ‘headhunting’.

Pero lo cierto es que no hay día que no conozcamos el nacimiento de alguna red especializada en identificar algún grupo especial de profesionales. La red pone prácticamente al alcance de todos la capacidad para identificar talento, capacidad hasta hace poco atribuida casi en exclusiva al headhunter. ¿Quiere decir que el papel del headhunter va a quedar fuera del mercado en su papel de identificador de talento? Anticipo que radicalmente no, porqué el valor que aporta un headhunter va más allá de la identificación, su centro de aportación es la evaluación y la capacidad para prever la integración del candidato.

De hecho empezamos a recibir feedback del mercado en este sentido. La facilidad para contactar candidatos directamente a través de la red, a priori interesantes, ha facilitado saltarse el proceso evaluador del headhunter y se están constatando frecuentes fracasos. No debemos confundir la búsqueda e identificación con la evaluación de potencial. Las redes sociales han venido a ser un nuevo instrumento, no el único, del que dispone un empresa, también el headhunter, para llegar a encontrar un candidato de interés. Al mismo tiempo las redes sociales aportan a los profesionales una forma de “visualizarse” en el mercado de trabajo y, también son un vehículo para poner a prueba la creatividad de su talento, potenciar las relaciones sociales, obtener una oportunidad de networking, o simplemente encontrar una forma constructiva de compartir conocimiento o realizar actividades de ocio.

Pero, en cualquier caso, me parece que la perspectiva que hay que tener es clara: tanto “no estar” en las redes sociales como, si se decide estar, la forma en que se esté en la red dibujará el potencial de nuestra “marca personal” y ésta tendrá mucho que ver con nuestro posicionamiento profesional. Y el headhunter, en su proceso evaluador, se servirá de este posicionamiento también para evaluar aspectos que van más allá, incluso, de la estricta profesionalidad. Tweets en Twitter, posts en Facebook o mensajes en Linkedin pueden ser útiles para determinar si una persona está próxima al perfil que estamos buscando. Cuidado: Cómo gestionamos nuestra propia información o cómo emitimos nuestras opiniones en las redes sociales tiene ya una mayor relevancia que un currículo tradicional, negro sobre blanco, por muy detallado que éste pueda ser.

Aceptémoslo, las cosas son como son: el headhunter tiene en cuenta, y mucho, la “marca personal” que vas generando. Y en la red transcienden o pueden hacerlo muchas facetas de tu vida, verdaderas o falsas, que ya están afectando, sin saberlo, a tu proyecto personal. Eso sí, difícilmente podrás saberlo si no estás conectado a la red. Porqué si ya has generado un cierto perfil de experiencia es muy probable que hay suficiente información sobre ti. Esta información, más allá del interés de un hipotético headhunter, quizás tu jefe, tu amigo, o un posible futuro socio, la analiza y selecciona para poder hacer una correcta evaluación de ti, como persona. Una selección de calidad de la información más el conocimiento y trato personal directo llevan a una correcta selección cualitativa de las personas.

No todas las personas importantes están en la red, ni están todas las personas que interesan en un proceso de selección. Quizás debamos desmitificar la presencia en la red, pero es seguro que no hay que negarse a descubrir sus oportunidades ni mucho menos ignorar sus riesgos.

Expansión

La En SVS Asesores le facilitamos la gestión laboral, fiscal y contable de su empresa, no dude en contactarnos y solicitar un estudio de la situación de su negocio y un presupuesto personalizado, al Telf. 871 964 700 a nuestro  correo electrónico: svsasesores@hotmail.com o bien a través de skype: svsasesores

 

Intentaré evitar que las redes sociales


Sepa como lidiar con estas herramientas para evitar riesgos profesionales.Estar o no estar… Qué debo hacer o decir… Dónde pongo el límite… No se trata sólo de esas fotos que una noche de fiesta le parecieron tan graciosas y hoy ya no lucen igual de simpáticas en su muro de Facebook; o de esos comentarios en Twitter, llevados por un repentino ataque de sinceridad, pensando que esos eran los 140 caracteres mejor ensamblados de la historia… Nuestro jefe, o ese entrevistador que no nos dio el trabajo no pensaban lo mismo…

Al principio, la regla básica era no hacer, no decir, no mostrar nada que no pudiera decir, mostrar o hacer delante de su madre. Pero esto ya no basta para construir nuestra identidad digital; nuestra reputación personal; nuestra marca propia. Y menos para evitar que las redes sociales puedan asolar nuestra carrera.

1. Lo primero que debe recordar es que una trayectoria verdaderamente sólida es muy difícil de arruinar.

2. No olvide que su trabajo está en la vida real, no en la red. La influencia virtual es absolutamente ficticia, porque los verdaderamente influyentes son aquellos que tienen contactos reales, ya que las decisiones importantes se siguen tomando en los mismos sitios.

3. Las nuevas tecnologías, las redes sociales y determinadas herramientas y fórmulas de contacto hacen posible una accesibilidad las 24 horas que acarrea una disponibilidad nunca vista. Es importante recordar que todo esto supone que la línea entre la vida personal y la profesional queda casi completamente difuminada. Y que implica un cambio del mercado laboral. Es una nueva forma de trabajar; un nuevo modelo de relación con su compañía.

4. El peligro viene del mal uso que se haga de las redes sociales, de la falta de honestidad, sentido común y transparencia. Mentir genera una sensación de falsa modestia o de falsa identidad.

5. Ser genuino tiene muchas ventajas. De esta manera la identidad digital será mucho más atractiva y carismática, pero uno de los pilares de una identidad digital sólida y verdaderamente efectiva tienen que ver con que ésta se base en la verdad. La clave es trabajar y creerse la imagen que se construye.

6.Debe ser fiel a sus principios y valores. Esto impide generar desconfianza, que es el camino más rápido para arruinar la propia reputación. También se deben evitar los vaivenes. Lo que se pone debe ser claro y ha de ayudar a entender el perfil profesional.

7.Debe afrontar el hecho de que el 60% de los directivos piensa aún que Internet es un peligro para las compañías: Se sigue pensando esto porque en gran parte de las organizaciones no se entienden aún las redes sociales y profesionales.

8. No habrá nada que hacer hasta que en vez de medirle en términos de presentismo, se haga en términos de productividad.

9.Si se convierte en un embajador excepcional de su empresa, de su marca y de sus productos, tenga cuidado: Su gran capacidad de comunicación, la cantidad de seguidores que arrastra y el protagonismo que pueda alcanzar, impulsado por las redes sociales y profesionales, también puede asustar a los directivos de su compañía.

10. Para determinadas profesiones, estas redes sociales y profesionales pueden ser consideradas como herramientas efectivas de negocio. El nuevo debate no se centra en determinar si su uso debe ser limitado, sino en cuantificar la productividad real de las redes sociales y su potencial para dar beneficios.

 

Expansión

Los jueces avalan el despido por usar las redes sociales en el trabajo


El Tribunal de Justicia de La Rioja considera ajustada a derecho la decisión empresarial de extinguir el contrato de una empleada que dedicaba buena parte de su jornada laboral a navegar por redes sociales, radios y tvs online, entre otras.

El Tribunal de Justicia (TSJ) de La Rioja ha confirmado el despido disciplinario de una trabajadora por conectarse a Facebook y a otras webs de contenido lúdico durante la jornada laboral.

La Sala considera acertada la decisión empresarial ya que el uso que la empleada hizo de los medios tecnológicos de la empresa fue “indebido y abusivo”. Por este motivo, califica la conducta de la trabajadora como un “incumplimiento grave y culpable de sus actividades laborales, que infringe las reglas de la buena fe e incurre en un abuso de confianza”, lo que justifica el despido.

La resolución destaca que la empresa que decidió extinguir el contrato permitía a la plantilla el uso de los ordenadores para fines personales. Eso sí, advertía de que ello no podía generar costes adicionales a la empresa y siempre que no se consumieran recursos necesarios para la actividad laboral.

Los hechos de los que trae causa el litigio, se inician cuando en el departamento de sistemas de la compañía se comenzaron a recibir incidencias de que en una de sus oficinas la navegación por internet era muy lenta, lo que impedía acceder a las aplicaciones empresariales del grupo. Con tal motivo, se realiza una conexión remota contra el router de acceso a la red, no detectándose anomalía alguna en su funcionamiento. Sin embargo, se comprueba que existe un tráfico elevado hacia Internet.

Ante estos hechos, se decide verificar los dos equipos informáticos de las empleadas de la oficina. En uno de ellos, se comprueba que hay una conexión a Facebook y una ventana de chat de la misma web. Tras este incidente, el jefe del departamento le recuerda a la trabajadora el contenido de la normativa interna sobre el uso de los equipos informáticos. Concretamente, se refiere a la prohibición expresa de navegar por páginas de Internet inapropiadas, no limitándose sólo a las pornográficas.

Los episodios siguen repitiendose, al igual que las advertencias a la empleada de que cese en su comportamiento. Como esto no sucede, la empresa finalmente audita su ordenador, informando sobre las páginas web que visita. En él, se deja constancia de que buena parte de la jornada laboral está conectada a Facebook, Hotmail, Ajax.googleapis, Tuenti, Profile.ak.fbcdn.net (página para cargar imágenes o archivos en Facebook), entre otras muchas.

En ocasiones, llega a realizar en un sólo día hasta 72 visitas a páginas de internet no relacionadas con su actividad laboral. Todo ello, provoca el despido fundado en que “el desempeño de sus funciones no se ajusta a los parámetros de calidad y dedicación que exige la prestación de sus servicios”. En la carta en la que se le comunica la extinción del contrato se hace alusión a que se ha comprobado “una reducción del tiempo dedicado a sus funciones”, ya que “una parte importante de su tiempo de trabajo la dedicaba a conexiones a internet”.

La trabajadora, cuyo despido fue confirmado por el juzgado de lo Social, recurrió en suplicación ante el TSJ alegando que se habían vulnerado sus derechos al haber auditado su ordenador. A su juicio, “la auditoría informática fue obtenida ilícitamente por la compañía”.

Sin embargo, el Alto Tribunal regional es tajante al respecto. En su opinión, la actuación del empresario se ha ajustado a la doctrina sentada por el Supremo en dos sentencias de septiembre de 2007 y marzo de 2011.

Primero, porque “estableció previamente las reglas de uso de los medios informáticos de la empresa y acceso a Internet”. Asimismo, informó de los controles que instauraría, de los medios que utilizaría, así como de las medidas que adoptaría si existían abusos.

La Sala añade que la auditoría se realiza tras varias advertencias a la empleada sobre las normas, que ella había aceptado y firmado.

Por todo ello, el Tribunal concluye que la medida de control adoptada no es “ni injustificada ni desproporcionada”. Y añade que “no ha existido violación del derecho a la intimidad, siendo una prueba válida para acreditar el despido”.

(Noticia extraída de Expansión)